Cómo combatir el pulgón

Ejemplares de pulgón adulto y de ninfa
Foto de Lennart Tange.Descripción
Pulgón - Familia Aphididae

Adultos: los pulgones son insectos de pequeño tamaño con largas antenas que llegan hasta su abdomen. Pueden ser verdes, rojos, rosas, grises, negros e incluso blancos.
Ninfas: son muy similares al adulto.
Cultivos a los que afecta el pulgón
Los pulgones atacan a una gran variedad de plantas hortícolas (tomateras y pimientos), ornamentales (rosales) y frutales (manzanos y perales).
Daños que causan los pulgones
Tanto los adultos como las ninfas de pulgón se alimentan de la savia que succionan a las plantas de nuestros huertos, causando deformidades en los frutos, tallos y hojas de los que se alimentan. Como resultado de su alimentación excretan una sustancia azucarosa llamada melaza, la cual nos puede causar varios problemas:
Aparición de hormigas: se llevan muy bien con los pulgones, debido a que las hormigas ofrecen protección a los pulgones frente a sus depredadores naturales a cambio de melaza. Con el apoyo incondicional de las hormigas la plaga de pulgones irá a más.
Negrilla: es un hongo que forma una capa negra sobre las hojas y tallos de las plantas restándoles vigor.
Ciclo de vida del pulgón
Los pulgones ponen sus huevos sobre los tallos de las plantas durante el invierno. Es en primavera cuando estos eclosionan y dan lugar a las ninfas, que en cuestión de una o dos semanas maduran y entran en la etapa adulta.
Cómo prevenir los pulgones
Una buena forma de evitar plagas en nuestro huerto es tener en cuenta una serie de pautas a la hora de diseñarlo. Si quieres saber más aquí tienes unos consejos: Cómo diseñar un huerto para prevenir plagas.
Atraer biodiversidad al huerto es una de las claves para prevenir plagas. Las mariquitas son uno de los mayores depredadores de pulgones y tenerlas como aliados nos puede venir muy bien. Aquí te explican cómo atraer mariquitas a tu huerto o jardín.
Foto de Gilles San Martin.
Las mariquitas son un buen aliado en nuestro huerto
Cultivar flores polinizadoras también nos ayudará mucho, pues el polen atrae a las avispas parasitarias, las cuales ponen sus huevos dentro de los pulgones. Las larvas de avispa crecerán en el interior del pulgón causando su muerte.
Tratamientos contra el pulgón
Los tratamientos que propongo para el control del pulgón son aptos para agricultura ecológica, además no tienen periodo de seguridad por lo que resultan inofensivos para nosotros y nuestras mascotas.
Jabón potásico: es un producto muy eficaz contra los pulgones, actuando inmediatamente sobre su cutícula.
Aceite de neem: elaborado a partir del fruto y las semillas del árbol con el mismo nombre. Es otro tratamiento muy eficaz para combatir a los pulgones y otras plagas.
Haciendo clic en los enlaces de arriba puedes encontrar los productos mencionados, también puedes encontrar más opciones de tratamientos en la sección tratamientos para el pulgón de la tienda online. Aunque yo recomiendo, sobre todo para aquellos que os estáis iniciando en el mundo de los huertos que os hagáis con el kit de tratamientos ECO basic, que incluye los dos productos y unas instrucciones muy completas de cómo usarlos según la situación. Incluye pipeta para facilitar la dosificación.

Recomendaciones
Es preferible utilizar en primer lugar el jabón potásico debido a que se trata de un tratamiento más especifico que el aceite de neem. Esto quiere decir que el jabón actuará contra menos especies diferentes de insectos. La biodiversidad es un factor muy importante y aplicando insecticidas generalistas sólo conseguiremos disminuir las defensas de nuestro huerto. En el caso de que el jabón potásico no sea suficiente para controlar el pulgón (nos encontramos ante una plaga persistente) utilizaremos el aceite de neem, el cual aplicaremos una hora después de haber aplicado el jabón potásico.
Utilización y aplicación
Jabón potásico: será necesario diluirlo en agua antes de ser aplicado. Usaremos una décima parte de jabón potásico por cada una de agua. En un litro de agua usaremos 100 ml de jabón.
Aceite de neem: la dosis indicada es de 1,5 ml por cada litro de agua para el aceite de neem de 10.000ppm.
Tanto el jabón potásico como el aceite de neem los aplicaremos con un spray, es mucho más cómodo y además ayuda a que el producto se reparta mejor. Como consejo, os diré que es mejor aplicar ambos productos a última hora de la tarde o bien a primera hora de la mañana. El sol resta efectividad al tratamiento degradándolo (los productos derivados de la degradación de estos tratamientos sirven como fertilizantes para nuestras plantas!)
Por Raúl Piqueras Segura •July 17, 2014 • 0 Comments

ESTE ARTICULO Y SUS FOTOGRAFIAS TIENEN DERECHOS DE AUTOR ,  SON SOLO  PARA  SU DIFUSION SIN ANIMO DE LUCRO Y A TITULO INFORMATIVO, PARA VER EL ARTICULO COMPLETO TIENEN EL DERECHO Y LA OBLIGACION DE CONSULTARLO Y COMENTARLO EN SU WEB ORIGINAL.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. 
También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
Los sitios y publicaciones a los que se enlaza desde esta página son solo propiedad de sus respectivos autores.
Los contenidos de los post publicados en BRICOMANIACOS© son de responsabilidad exclusiva de sus respectivos autores.
Share to Facebook Share to Twitter Email This Pin This Share This